Xenofobia

Es increíble que entre más avanzamos más prejuicios existen y las oportunidades y sueños se oscurecen, esto es lo que sucede con la xenofobia; un tema bastante simple pero profundo, al mismo tiempo, y es que antes de entrar en él, hablaremos un poco sobre lo que actualmente está pasando en la sociedad actual.

xenofobia-y-el-racismo

Los prejuicios son un tema bastante extenso como para poder entrar en él de lleno, pero es necesario nombrar el hecho de que existe y es un detalle que no debería realmente nadar dentro de nuestra sociedad, independientemente de en qué clase puedes imaginarlo. El hecho de que una sociedad actual mantenga aún ciertos prejuicios en contra de las personas que podrían estar rodeando, genera repudio de parte de ambos, en donde las injusticias existen de forma regular.

¿Qué es la xenofobia?

La xenofobia es uno de los prejuicios con más recelo, odio, fobia y rechazo contra los extranjeros, o, en general, contra los grupos étnicos diferentes, o contra personas cuya fisonomía social, política y cultural se desconoce.

En la última década del siglo XX se manifestó muy agresivamente en todas las sociedades y en lugares donde cohabitan diferentes grupos étnicos, que no están ni mezclados ni integrados en las comunidades autóctonas. Como el racismo, la xenofobia es una ideología del rechazo y exclusión de toda identidad cultural ajena a la propia. Se diferencia de éste por proclamar la segregación cultural y aceptar a los extranjeros e inmigrantes sólo mediante su asimilación sociocultural.

Xenofobia-que-es-y-que-lo-causa

Pero, en qué se basa la xenofobia

Sobre todo en los prejuicios históricos, lingüísticos, religiosos, culturales, e incluso nacionales, para justificar la separación total y obligatoria entre diferentes grupos étnicos, con el fin de no perder la “identidad propia”. Combinando estos prejuicios con el poder económico, social y político la xenofobia de la mayoría, rechaza y excluye los extranjeros, inmigrantes a la medida que ve en ellos un competidor por los recursos existenciales.

Sus causas y características

El antisemitismo y otras formas de xenofobia a menudo se relacionan con las características innatas de una cultura dada o una consecuencia del malestar económico y la agitación política en las sociedades seleccionadas. El ejemplo típico dado para tal afirmación es Alemania. Estas explicaciones no solo son insuficientes, también conducen a la normalización del odio y la violencia comúnmente asociados con las prácticas institucionalizadas de exclusión y discriminación. El problema del odio a los extranjeros y la intolerancia hacia las diferencias étnicas, religiosas, raciales y culturales debe, en cambio, ponerse en el contexto más amplio de los movimientos políticos e ideologías dominantes con una dimensión transnacional.

Existen vínculos observables entre la migración, el racismo, la discriminación, los estereotipos etnoreligiosos y la xenofobia. El aumento de la diversidad étnico-religiosa y racial en las sociedades hace que la realidad de la heterogeneidad de las comunidades humanas sea más evidente. En ausencia de mecanismos políticos, legales, sociales y económicos para asegurar el respeto mutuo y mediar en las relaciones a través de las diferencias, la xenofobia y varias formas relacionadas de racismo se manifiestan.

Particularmente entre las sociedades europeas que recibieron un número considerable de inmigrantes después de la Segunda Guerra Mundial tanto como trabajadores como solicitantes de asilo, los migrantes con un color de piel diferente o religión se convirtieron en el blanco de violentas disputas internas sobre la identidad nacional auténtica. Esto indica que a pesar de la eliminación masiva de judíos de Europa, la xenofobia no aflojó su control en todo el continente. Aún así, la xenofobia no era un fenómeno exclusivamente europeo. En una época en la que la primera política nacional y las políticas neoliberalistas aumentaron las desigualdades sociales y económicas, y las sociedades lidiaron con las realidades cambiantes de su composición multiétnica, multirreligiosa o multirracial y con frecuencia trazaron fronteras nacionales arbitrariamente, se observó un marcado aumento en la discriminación y violencia dirigida a migrantes, refugiados y minorías a escala global.

La xenofobia y el racismo van de la mano

Aunque el racismo y la xenofobia son fenómenos distintos, están estrechamente interrelacionados. El racismo generalmente implica distinciones cargadas de valores basadas en las diferencias presuntas o agravadas en las características físicas, como la coloración de la piel, el tipo de cabello, las características faciales y el tipo de cuerpo. La xenofobia, por el contrario, es la percepción de que las personas y las comunidades identificadas como “otro” son ajenos a una comunidad o sociedad determinada, que carecen de la capacidad de integración, y que pueden hacer daño a la identidad auténtica de la mayoría.

El racismo es una construcción ideológica; asigna una cierta raza o grupo étnico-religioso una posición de poder y privilegio sobre la base de los grupos o atributos físicos y culturales. Implica el establecimiento y sustento de relaciones jerárquicas en las que la raza superior autoproclamada ejerce dominación y control sobre los demás. La xenofobia también se refiere a las actitudes, los prejuicios y el comportamiento que rechazan, excluyen y vilipendian sus objetivos en base a la creencia de que son personas ajenas a la vida perpetua que no pueden ser incluidas o de confianza. En consecuencia, a veces es difícil hacer una distinción clara entre racismo y xenofobia porque exhiben motivaciones similares para el comportamiento exclusivo diseñado para degradar a los demás y el ejercicio de la violencia política. Sin embargo, falta un elemento en el racismo que a menudo está presente en la xenofobia: la identidad religiosa.

xenofobia-causas-y-características

Tipos de xenofobia

Esto no es realmente nuevo, a pesar de que seguramente el término pueda ser nuevo para ti, y es que esta fobia existe desde hace miles de años, en donde las sociedades suelen dividirse en clases sociales y de ahí surgen los prejuicios, que en vez de ir disminuyendo, tan sólo fueron aumentando. Hoy en día, es impresionante el número de personas que sufren de este prejuicio tan poco asombrosa tomando en cuenta la cantidad de culturas y sociedades que existen, sobretodo por el hecho de que estamos mezclados en una enorme diversidad social.

Desde que el mundo es mundo, las clases sociales han existido, en épocas mucho más marcadas que en las de ahora, pero nunca desapareciendo por completo, y es que la xenofobia surge desde la antigüedad, en donde los esclavos sufrían las consecuencias de ella.

Si bien existe un solo tipo de xenofobia, podemos nombrar algunos ejemplos para que el tema pueda entenderse mejor. Uno de ellos sería la xenofobia en contra de los indígenas, lo cual ha sido tema de debate durante mucho tiempo. El rechazo de los nazis, a pesar de lo que puedas realmente pensar, también es una xenofobia, y muy marcada de hecho. Otra xenofobia bastante grave, es aquella que surge en contra de los homosexuales en diversos países árabes, y decimos grave, ya que en contra de ellos existe una pena de muerte irreversible, como si fuesen unos fenómenos.

Compártelo en las redes sociales, con tus amistades o familiares o déjanos un comentario. Seamos portadores de voz y acabemos con tantos prejuicios. Aporta tu grano de arena a esta causa.

Y recuerda:

Si no juzgas un libro por su portada ¿por qué si a una persona?

Referencias

Xenofobia
4.7 (93.33%) 3 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here