Homofobia

La homofobia es “el odio irracional, la intolerancia y el miedo de las personas lesbianas, homosexuales y bisexuales”. Descubre más sobre lo qué es la homofobia y la lucha por la igualdad sexual.

homofobia-que-es-y-que-lo-causa

¿Qué es la homofobia?

Se conoce como homofobia al miedo culturalmente producido o prejuicios contra los homosexuales que, a veces se manifiesta en restricciones legales o, en casos extremos, intimidación o incluso violencia contra homosexuales (a veces llamado “ataque homosexual”). El término homofobia se acuñó a fines de la década de 1960 y fue utilizado prominentemente por George Weinberg , un psicólogo clínico estadounidense, en su libro Society and the Healthy Homosexual (1972). Aunque el sufijo fobia generalmente designa un miedo irracional, en el caso de la homofobia, la palabra se refiere a una disposición actitudinal que va desde la aversión leve al aborrecimiento de las personas que son atraídas sexual o románticamente por individuos del mismo sexo. La homofobia es una respuesta culturalmente condicionada a la  homosexualidad y las actitudes hacia los homosexuales varían ampliamente entre culturas y en el tiempo.

¿Cómo identificar a una persona homofóbica?

Las personas pueden ser homofóbicas de muchas maneras diferentes. La homofobia toma la forma de insultos, discriminación e incluso incluye violencia. Tal abuso está motivado únicamente por el hecho de que alguien tiene una orientación sexual diferente.

Esta intimidación nace de la ignorancia, el miedo y, en muchos casos, la inmadurez. La homofobia no siempre es percibida. Es decir, si te ignoran o no te tratan con el mismo respeto que una persona heterosexual, esto sigue siendo homofobia.

Un informe de Stonewall sobre la experiencia de jóvenes homosexuales en escuelas en Gran Bretaña en 2012 encontró que el 55% de los jóvenes lesbianas, homosexuales y bisexuales experimentaron intimidación homofóbica en las escuelas británicas, y más de dos de cada cinco alumnos homosexuales que experimentaron intimidación intentaron o pensaron acabar con su propia vida.

homofobia-identificar-a-una-persona-homofóbica

El día a día de esta fobia

Muchas frases y palabras pueden parecer inofensivas, pero también pueden ser homofóbicas. El 95% de los profesores de secundaria de Gran Bretaña dijeron que escucharon frases como “eres tan gay” o “eso es tan gay” en su escuela, según mostró un informe de 2014 de Stonewall.

Según el experto en jergas Tony Thorne, la palabra “gay” en las escuelas ha perdido parcialmente sus connotaciones sexuales y para muchos jóvenes otra palabra que significa “cojo” o “basura”.

Sin embargo, el hecho de que la palabra se use en una luz negativa significa que puede considerarse como homofóbica. Según Stonewall, el 65% de los jóvenes homosexuales tienen que experimentar intimidación homofóbica en la escuela, con muchas escuelas plagadas de lenguaje homofóbico.

En todo el mundo y especialmente en los Estados Unidos y la comunidad LGBTI están una vez más de luto debido a tiroteos a mansalva. En esta ocasión, fue el estado de Florida el que recibió lo que se ha catalogado como el peor atentado desde el 11 de septiembre de 2001. Fueron, en total, 49 personas las que murieron en manos de un hombre armado con una pistola y un rifle de asalto que ingresó en un club gay de la ciudad de Orlando y disparó contra quienes se hallaban dentro.

Ahora bien, ¿corresponde realmente la homofobia a las características principales de una fobia? Las opiniones suelen variar al respecto. La psicóloga clínica Gabriela Romo asegura que una fobia “es un miedo extremo o excesivo a una cosa determinada”.

Romo agrega que algunos de los síntomas físicos perceptibles de una fobia son, entre otros, falta de aire y una angustia fuerte que puede llevar a un posterior ataque de pánico. Estas son las manifestaciones físicas de cuando, por ejemplo, ves una araña y no puedes controlar el pánico hacia esa especie.

Sin embargo, desde la visión personal de la psicóloga, la homofobia no deja síntomas en quien la padece. “No es que te produzca algo el hecho de que no te guste que una persona sea homosexual”, asegura.

Romo dice que las personas homófobas, en general, no padecen de un trastorno visible, sino que en la mayoría de los casos tienen “conflictos no resueltos” con las personas pertenecientes a las comunidades Lgbti.

Santiago Castellanos, PhD en Estudios Culturales y decano del Colegio de Comunicación y Artes Contemporáneas en la Universidad San Francisco de Quito, menciona que es importante recalcar que “toda afección psíquica tiene un contexto social”.

Sigamos con el ejemplo de las arañas. El académico asegura que una persona no nace con la fobia hacia los arácnidos, sino que se adquiere por alguna experiencia pasada. Lo mismo pasa con la homofobia: Las personas no nacen con aberración hacia las personas Lgbti, sino que la adquieren debido a un determinado entorno cultural.

Es por esta razón, según argumenta Castellanos, que el episodio del club gay en Orlando no se debe ver como algo aislado, sino como una consecuencia extrema de la homofobia colectiva. “Esa reacción enfermiza es un reflejo de la sociedad”, puntualiza.

La activista por los derechos LGBTI, Pamela Troya, considera también que la homofobia sí se asemeja a una fobia. Cuando una persona tiene miedo a algo puede “salir corriendo o atacar, pero las dos son consecuencias del miedo”, dice.

Sabías qué…La comunidad de Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales (LGBTI) ha conquistado grandes avances en términos de igualdad desde que el 17 de mayo fue decretado como el Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, para conmemorar la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea General de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El-día-a-día-de-la-homofobia

Se adjudica un término

El análisis científico de la psicología de las actitudes antigay será facilitado por un nuevo término. El prejuicio sexual sirve para este propósito muy bien. En general, el prejuicio sexual se refiere a todas las actitudes negativas basadas en la orientación sexual, ya sea que el objetivo sea homosexual, bisexual o heterosexual. Sin embargo, dada la actual organización social de la sexualidad, tal prejuicio casi siempre se dirige a las personas que se involucran en conductas homosexuales o se autodenominan homosexuales, lesbianas o bisexuales ( Herek, 2000 ).

Al igual que otros tipos de prejuicios, el prejuicio sexual tiene tres características principales:

  • Es una actitud (es decir, una evaluación o juicio).
  • Está dirigido a un grupo social y sus miembros.
  • Es negativo, involucra hostilidad o aversión.

Conceptualizar las actitudes negativas de los heterosexuales hacia la homosexualidad y la bisexualidad como prejuicios sexuales, en lugar de homofobia, tiene varias ventajas. Primero, el prejuicio sexual es un término descriptivo. A diferencia de la homofobia, no transmite ninguna suposición a priori sobre los orígenes, la dinámica y las motivaciones subyacentes de las actitudes antigay.

En segundo lugar, el término vincula explícitamente el estudio de la hostilidad antigay con la rica tradición de la investigación psicológica social sobre los prejuicios.

Y por último pero no menos importante, usar el constructo del prejuicio sexual no requiere juicios de valor que las actitudes antigay sean intrínsecamente irracionales o malvadas.

¿Quién está tratando de marcar la diferencia?

Hay organizaciones que trabajan en nombre de personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) como  LGBT Youth Scotland y la ONU. A continuación te dejamos el gran mensaje de la ONU para todo el mundo.

“Amor es amor” ¡Arriba la tolerancia! y cero prejuicios.

Referencias

Homofobia
4.8 (96%) 5 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here